Prepárate para el invierno con una vivienda Passivhaus certificada de Grupo Lobe

Las viviendas de Grupo Lobe están construidas bajo el más exigente estándar de construcción, el estándar Passivhaus, muy superior a la clase A, gracias a los exigentes criterios de construcción necesarios para su certificación se consigue un elevadísimo nivel de confort interior garantizando una temperatura constante durante todo el año, esto se debe a que cuentan con grandes espesores de aislamiento, a la hermeticidad que se consigue en la construcción con el sellado interior, el control de los puentes térmicos y una ventilación automática constante. 

Es decir, gracias a la aplicación de los 5 principios básicos de construcción del estándar se logra un consumo energético muy reducido, una excelente calidad del aire interior, un absoluto confort acústico y térmico debido a que mantiene los grados de la temperatura ideal durante mucho tiempo con pocos aportes de energía mediante una instalación de AEROTERMIA, por lo que se reduce, considerablemente, el gasto general de la factura eléctrica.

Los 5 principios de construcción básicos del Estándar Passivhaus son:

  1. Hermeticidad máxima. (Sellado interior.)
  2. Ventilación automática con recuperador de calor (Aire limpio y saludable)
  3. Excelente aislamiento térmico superando la normativa. (Grandes espesores.)
  4. Carpintería exterior de altas prestaciones. (Con ventanas de PVC vidrio multicapa.)
  5. Control de puentes térmicos para evitar pérdidas de energía.

Las viviendas certificadas de Grupo Lobe sólo necesitan un tipo de energía: la electricidad. Esto ofrece varias ventajas en ahorros económicos a los propietarios, para explicar mejor el ahorro energético que supone tener una vivienda con certificado Passivhaus en comparación con una vivienda tradicional, pongamos un ejemplo.

Este gráfico nos muestra como en los hogares españoles la media de consumo de climatización y Agua Caliente Sanitaria es del 60% y el 40% restante corresponde a gastos de iluminación, electrodomésticos…, sin embargo, en una vivienda certificada Passivhaus el porcentaje de consumo de climatización y ACS es sólo del 10% y el otro 90% restante corresponde a otros consumos (iluminación, electrodomésticos…) ¡La diferencia es abismal!

Podemos decir que la adopción de este estricto estándar de construcción ha permitido reducir drásticamente las necesidades de climatización de las viviendas, hasta el punto de poder adoptar tecnologías novedosas para hacerlas completamente independientes del gas, consumiendo únicamente energía eléctrica.

En Grupo Lobe hemos conseguido eliminar las instalaciones que consuman combustibles fósiles y establecer la electricidad como única fuente de energía necesaria para el funcionamiento del edificio. Gracias a la industrialización y la optimización de los recursos y procesos de construcción, es posible y rentable construir edificios de altas prestaciones y ofrecer viviendas certificadas Passivhaus, una vivienda perfecta para el contexto de crisis energética que estamos viviendo.

Podemos afirmar que una casa pasiva es una casa sostenible, confortable, saludable para las personas que la habitan y respetuosa con el medio ambiente. Aumenta la calidad de vida y previene enfermedades porque el aire que respiras está filtrado y limpio.

Prepárate para el invierno con una vivienda Passivhaus certificada, deja de preocuparte por el gasto.

Más información

grupolobe

grupolobe

Leave a Comment