Las energías renovables generan el 20% de la energía consumida en Aragón

Aragón ya ha conseguido que casi la quinta parte de toda la energía que consume sea de origen renovable. Aunque el gas natural, los productos petrolíferos y el carbón siguen siendo las fuentes de producción más utilizadas con diferencia, la eólica, la hidroeléctrica, la biomasa y otras tecnologías ‘limpias’ tienen prácticamente el doble de peso que a nivel nacional, lo que deja a la Comunidad a las puertas de cumplir el objetivo marcado por la Unión Europea para el año 2020.

Normalmente, cuando se habla de energía se tiende a pensar solo en la electricidad, pero este tipo de consumo supone solo una parte de la cantidad total de energía que se utiliza en un territorio. Por eso para interpretar el balance energético de Aragón hay que utilizar otros indicadores como la energía primaria y la energía final.

La primaria es la que está disponible en la naturaleza en forma de petróleo, carbón, viento, agua… Sin embargo, para poder aprovecharla hay que transformarla en energía final, es decir, en otro tipo de productos que puedan ser utilizados en los puntos de consumo: electricidad, carburantes, gas natural… No obstante, hay que tener en cuenta que durante el proceso de transformación se pierde parte del recurso. Por eso el consumo de energía primaria siempre es mayor que el de energía final.

Según los últimos datos disponibles, en el año 2009 el consumo de energía primaria de Aragón superó los 5,5 millones de toneladas equivalentes de petróleo (tep), mientras que la energía final utilizada rondó los 3,7 millones -el 66%-. La energía eléctrica, por su parte, supuso en torno al 18%.

Del total de energía primaria utilizada en la Comunidad, el 39,2% fue generada a partir de gas natural; el 30,6% procedió de productos petrolíferos; y otro 13,4% se obtuvo con carbón. Esas tres fuentes convencionales supusieron el 83,2 del consumo energético total, y el 16,8% restante correspondió a las renovables.

Lo que exige Europa

Aunque todavía es bastante minoritario, ese porcentaje de energías ‘limpias’ establece un nuevo récord en Aragón y prácticamente dobla el peso de las renovables a nivel nacional -que en 2009 se situó en el 9,4%-. Además, deja a la Comunidad muy cerca de cumplir el objetivo marcado por la UE de que en el 2020 el 20% del consumo de energía final debe proceder de fuentes renovables -según la DGA, a diez años de que venza ese plazo Aragón ya está en el 16,4% frente al 12,3% nacional-.

Como puede comprobarse en los gráficos anexos, donde también se observa la caída en el consumo energético provocada por la crisis, la importancia de las fuentes renovables no ha parado de crecer en la última década en Aragón pasando del 9,1% en el año 2000 al 16,8% en 2009. El único descenso se produjo en 2005, y tuvo que ver con la sequía y con la caída de la producción hidroeléctrica.

En ese mismo periodo de tiempo, España ha pasado de tener un 5,6% de energías renovables a situarse prácticamente en los mismos niveles en los que se encontraba Aragón en el 2000.

Hace una década, más de la mitad -el 56%- de la energía ‘limpia’ generada por la Comunidad procedía de los saltos hidroeléctricos. Le seguían a bastante distancia la biomasa, con un 33%, y la eólica, que solo suponía un 11% -el 1% de la energía primaria-. Diez años después, el fuerte crecimiento de esta última tecnología la ha colocado en el primer lugar del ranquin de las renovables con algo más de la tercera parte de la producción sostenible -el 36,4%, que equivale al 6,1% de la energía primaria-.

A continuación se sitúan la hidroeléctrica, que mantiene un peso similar dentro de las fuentes sostenibles con el 34,1%; la biomasa, que ha bajado al 22,4%; los biocarburantes, que antes ni se contaban y ahora suponen el 4,5%; y un 2,5% restante que corresponde a la solar fotovoltaica, la solar térmica, el hidrógeno y la geotérmica.

Comparando estos datos con la estructura de las renovables en España, se comprueba que a nivel nacional la eólica -25,9%- y la hidroeléctrica -18,3%- están por debajo de los niveles de Aragón. Por contra, los biocarburantes -8,6%-, el grupo de tecnologías minoritarias -5,9%- y sobre todo la biomasa -41,3%- tienen bastante más peso dentro del sector.

FUENTE: Heraldo.es

 


 

Leave a Comment