Blanco y Belloch activan el ‘plan B’ para impulsar las Cercanías

Zaragoza

Zaragoza

El ministro de Fomento, José Blanco, y el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, han suscrito un protocolo en el que las instituciones que presiden «muestran su voluntad de cooperar en la elaboración de diversos estudios técnicos y económicos que contemplen, entre otros, programas de renovación de activos que impliquen la mejora de la red de infraestructuras ferroviarias de cercanías para mejorar su cobertura, su capacidad y la calidad y fiabilidad de los servicios».

El documento supone el plan B de Fomento y el consistorio para impulsar este proyecto –uno de los requisitos de CHA para apoyar la investidura de Belloch— después de que el Gobierno de Aragón se negara el miércoles a suscribir un acuerdo entre las tres administraciones con un objetivo similar.

El protocolo muestra, según informó el Ministerio de Fomento, la voluntad de impulsar «el desarrollo de programas de ampliación de la infraestructura» como «resultado de estudios de viabilidad y de demanda de viajeros», así como de estudiar la puesta en marcha de sistemas intermodales de transporte, la viabilidad de poner en marcha intercambiadores conde confluyan los trenes de cercanías, el tranvía y el autobús urbano y, entre otros aspectos, la habilitación de aparcamientos disuasorios.

El protocolo dedica una atención especial al estudios de «la viabilidad de la extensión de la red a las futuras estaciones de Alagón y de La Cartuja, a la plataforma logística Plaza, a Arcosur y a los enlaces con el apeadero de Villanueva de Gállego. El Ministerio de Fomento declara en el documento «su intención de contratar la redacción de un estudio de desarrollo de un Plan de Infraestructuras Ferroviarias de Cercanías para Zaragoza, de acuerdo con las disponibilidades previstas en los Presupuestos Generales de Estado del presente año».

Ese estudio debe analizar «las diferentes posibilidades ferroviarias» de Zaragoza «desde el punto de vista funcional, ambiental, paisajístico y económico», así como el grado de afección de cada alternativa al tráfico de ferrocarril por la capital aragonesa. El plazo para su realización «será de dos meses desde la firma» y las actuaciones que queden incluídas en él deberán ser ejecutadas en un «máximo de cinco años».

Por otro lado, el documento contempla el desarrollo del Plan de Transformación al ancho UIC para la red arterial ferroviaria de la capital aragonesa elaborado por el Ministerio de Fomento, y que tiene como finalidad incrementar la capacidad del sistema viario para que sea capaz de absorber un número más elevado de servicios.

El portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Zaragoza, Juan Martín, reiteró ayer su satisfacción por la firma del protocolo, aunque advirtió que todavía «vamos a tener que seguir batallando» para pedir a los respectivos gobiernos central, autonómico y municipal responsabilidad para el cumplimiento de los compromisos.

Martín calificó el protocolo de «muy importante» para la vertebración y movilidad pública del área metropolitana de Zaragoza y para el desarrollo de la capital aragonesa. Su finalidad es favorecer la movilidad a los polígonos industriales.También permitirá sacar de las calles a casi 200.000 coches.

FUENTE: El Periódico de Aragón

grupolobe

grupolobe

Leave a Comment