Arcosur aprueba el nuevo marco de financiación para finalizar el proyecto

El contrato con la empresa encargada de la urbanización se rescindirá sin indemnización. La morosidad alcanza los 17 millones de eurosy son necesarios 70 para finalizar toda la obra

Arcosur seguirá con las obras y lo hará tras ratificar el acuerdo marco de financiación de 150 millones de euros con fondos de inversión de una sociedad que servirá de vehículo financiero para un proyecto para el que, a día de hoy, se necesitan 70 millones de euros. Tras una asamblea mantenida ayer con los propietarios de suelo se decidió, finalmente, que la Junta de Compensación acepte esta nueva vía de financiación.

El plan de viabilidad llega tras el acuerdo alcanzado con la Unión Temporal de Empleo (UTE), empresa encargada de las obras y formada por Acciona y López Navarro, con la que rescindirá el contrato.

El presidente de la Junta de Compensación de Arcosur, Antonio Olmeda, aseguró que la continuidad de las obras está garantizada. Así, esta nueva «solución» permitirá «agilizar el proceso de financiación» y llegar a recuperar «entre tres y cuatro millones de morosidad» así como ayudar a los propietarios «a pagar sus cuotas». Ahora, cada promotor deberá negociar y acordar las condiciones de negociación con el vehículo financiero.

DEUDA

Este fondo de inversión, independiente del sector bancario, llega a Arcosur en el momento preciso ya que, como explicó Olmeda, la vía bancaria está perdida y la morosidad ha alcanzado ya los 17 millones de euros del total de «las cuotas emitidas» que ascienden a «200 millones de euros escasos», señaló. Se confia que, mediante el fondo de inversión, los propietarios de suelos «puedan hacer frente a las cuotas atrasadas», señaló Olmeda.

Pero la gestora interesada en financiar el proyecto Arcosur tiene sus condiciones, que incrementerán los costes. El presidente de Arcosur aseguró que «los costes son elevados porque los intereses son altos». Aún así, justificó que «las empresas podrán resolver sus problemas de forma voluntaria».

Olmeda explicó que el ritmo que se seguirá «será lento» y «no superará los 250.000 euros al mes». Aseguró que paralizar Arcosur originaría varios problemas. Entre ellos, destacó que se tendría que valorizar los suelos no urbanizados, el incumplimiento de de las obligaciones urbanísticas y, recalcó, que Arcosur tiene aprobada una modificación del plan parcial que proporciona alrededor de 1.500 viviendas, para las que, hoy en día, no hay mercado.

También restó importancia a la ausencia de empresas interesadas para construir. Según Olmedo «no es un problema de Arcorsur» ya que ocurre en «toda España» por la situación económica. A partir de septiembre, el consejo rector sacará a concurso las futuras construcciones en la zona a la espera de ofertas para proseguir con la obras. Por ahora, las trabajos de construcción seguirán al ritmo establecido para los próximos dos años en las áreas A-3, A-4 y A-5.

El otro gran debate, que no estaba incluido en el orden de día pero del que sí se hablo, fue la rescisión del contrato con la UTE. Olmeda aseguró que «un contrato en obras de urbanización firmado en el 2009 hoy está desfasado y es un lastre». Arcosur no tendrá que indemnizar a la UTE pero sí tendrá que hacer frente a las obligaciones adquiridas. Por ello, tendrá que devolver las retenciones, pagar las copias del material finalizado así como de las obras realizadas y los intereses de unos aplazamientos de pagos.

El presidente confesó que las negociaciones con la UTE «no han sido fáciles», entre otras cosas, porque se rompía «un contrato de 70 millones de euros» lo cual, «no afectará» al desarrollo de las obras, que seguirán el ritmo inicial.

grupolobe

grupolobe

Leave a Comment