Lobe Huesca se carga de espíritu peñista

victoria Lobe Hueca

“Toreros”, ese es el término que se acuñó para denominar a los míticos jugadores peñistas de la primera época ACB. El manido “espíritu peñista”, es el que reflejan los jugadores para ganar equipos a priori muy superiores y que a base de garra y de tesón son doblegados en perfecta comunión con la grada. Eso, tan simple, es lo que encarnaron aquellos toreros.

Eso volvió el pasado 31 de diciembre. El Lobe Huesca doblegaba al Ibersotar Canarias por 92-89 en un encuentro en el que los altoaragoneses fueron superiores todo el partido.
Lobe Huesca tuvo diferencias de hasta 13 puntos. Una victoria ante su afición, que sirve para cerrar el 2011, primer año, en muchos en la élite del baloncesto nacional.

El partido comenzaba con muchas dificultades, ya que en seguida los colegiados le señalaban dos faltas a Montañana (minuto 2) y debía debutar Franklin. Los peñistas se sobreponían a todas las trabas y con una ventaja de 6 puntos, 20 – 14, se le señalaba una técnica al banquillo del Lobe Huesca que veía recortada su ventaja. Se llegaba al final del primer cuarto con 31-24, tras un vendaval de ataque peñista, 31-24.

El Lobe Huesca continuaba bien en defensa, pero una falta a Orfila, una técnica posterior a este y un triple de los canarios, jugada de 7 puntos, daban la vuelta al marcador. Para entonces la grada había estallado en la más absoluta de las indignaciones contra la pareja arbitral y el Palacio Municipal de los Deportes de Huesca ardía por momentos.

Se llegaba al final de este cuarto con un 47-49, ventaja de Iberostars Canarias.

Comenzaba el partido tras la reanudación, con un tsunami peñista, la grada alentando a unos jugadores que se dejaban la piel. Un parcial 14 – 2 del Lobe Huesca colocaba el marcador en 59 – 49. La cuarta personal de Monty volvía a llegar en seguida, pero los peñistas continuaban en volandas de su cada vez más indignada afición. Final del tercer cuarto, 72-62.

El último y definitivo cuarto, comenzaba bien, con un triple de Knutson. Pero Iberostar Canarias no había dicho su última palabra, Donaldson con 6 puntos consecutivos, rebajaba distancias. A 47 segundos del final el Lobe Huesca ganaba de 2 dos puntos. Comenzaba un carrusel de faltas del Canarias para intentar ganar en los libres. Knutson al final anotaba dos tiros para sellar el 92-89.

Al final estallido de la afición, con un reclamo del público a sus toreros, que los obligaron a volver a salir al centro de la pista, una vez que estaban en el vestuario.

grupolobe

grupolobe

Leave a Comment